-->

19/4/11

El mejor ataque...

El autor sólo escribe la mitad del libro. 
De la otra mitad debe ocuparse el lector.

Es muy fácil llegar hasta él: además de ser uno de los preferidos de mis ciberamistades, cualquier buscador lo coloca en los primeros lugares cuando lo que se busca es "amor", "deseo" y "pasión". Aunque más tarde averigüé que, como el mío, también aparece en los primeros puestos cuando se busca "abrazarte, comerte y follarte", "hazme una paja" y cualquier combinación de palabras de cuatro y cinco letras relacionadas con el "sexo".

Sus textos combinaban con acierto atmósferas sensuales, refinadas, impregnadas de erotismo y sostenidas más en la sugerencia que en la certeza, lo cual favorecía la complicidad de buena parte de sus muchos lectores, entre los cuales me incluyo. Pero también incluían escenas de estética descarnada, pornográfica, de las que emanaban torrentes de lenguaje obsceno, muy propio de marmolillos arrabaleros, lo que provocaba que algún que otro lector dudase sobre el verdadero género del autor.

Particularmente, encontraba simpáticas sus travesuras y las proezas de sus amantes, dotados todos ellos de enormes pollas inasequibles al cansancio, capaces de montarla, por delante y por detrás, durante horas sin descanso, provocando mil y un orgasmos mutuos que siempre concluían con un éxtasis líquido de semen y otros fluidos tan exagerado que, de ser cierto, sin duda provocaría grandes humedades en el piso de abajo.

Para mi suerte, un par de comentarios, recíprocos por cortesía literaria, sirvieron para que accediésemos al intercambio de emails y abriésemos las puertas a nuestra primera conversación online.

Usaba tipografía Comic Sans, color rojo. A diferencia de sus posts, en los que dedicaba líneas y líneas a describir prolijamente cada una de las sensaciones que le provocaba que le "follasen su precioso culito" (sic), me dedicaba frases cortas, muy tajantes. En cierta forma, twitteaba más que hablaba, lo que dificultaba crear un ambiente distendido y relajado. Opté por un cambio de rumbo y traté de llevar la conversación hacia aspectos más personales, aunque con las debidas precauciones para no incomodar. Y nada mejor que preguntarle por sus intereses, sus inquietudes, sus gustos... Su respuesta parecía no dejar lugar a dudas:


- Me gusta follar, ¿y a ti?

Me quedé mirando esos veinte caracteres rojos durante unos segundos... En aquel momento supuse que me estaba retando. Más tarde, entre sonrisas y algunos cafés descubrí que era su forma de interpretar el viejo aforismo de que "la mejor defensa es un buen ataque"...

16 comentarios:

  1. Es la mejor frase para despejar dudas.
    Sí, siempre el que pega primero, pega dos veces.
    No tengo ninguna duda de que la conversación sería muy entretenida.
    Un beso directo.

    ResponderEliminar
  2. Vestidas con el disfraz de sexo se pueden esconder todo tipo de carencias, de defensas, de miedos, de soledades.
    El sexo está bien en donde tiene que estar: como proyección personal, como necesidad biológica, como intercambio personal.

    Pero... la vida es dura muchas veces, y cualquier cosa que nos la facilite y nos aporte un poquito de felicidad, sea bienvenida!

    ResponderEliminar
  3. no me gusta tomar la iniciativa..dejo que lo haga el contrincante...pero ese tambien es mi lema "la mejor defensa un buen ataque"..


    como puedo llegar hasta él??

    ResponderEliminar
  4. llevaba tiempo sin pasarme por aquí y no sé porque, me gusta mucho tu blog..pero como no te tengo fichado en el mio..me pierdo y me olvdo.

    en destroy intenté hacer entradas calientes pero..no sé, pienso que la gente que me visita no les gustaría...si me das ésta foto me fabrico una..qué dices?

    ResponderEliminar
  5. Nos la tendrás que presentar :)

    Un besote!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Una historia... cuatro interpretaciones... o cinco... o mil...

    Princesa, incides en el "cómo". Claridad... concisión... decisión... Cuando se despierta el deseo hay que concretarlo, hay que materializarlo, hay que darle forma...

    Zeltia, reflexionas sobre el "por qué". Carencias, inseguridades, complejos... Sí, a veces tras un exceso se esconde el defecto. También es verdad que otras veces lo que se pretende es provocar, estimular para obtener respuestas... Quizás detrás de ellas se encuentre alguien con el que compartir experiencias... y quién sabe si enriquecerlas.

    Lou, preguntas "dónde" (encontrarlo). Sigue avanzando por el camino... con paso firme... y llegarás.

    Y Blogboreta... quieres saber "quién" protagoniza esta historia... Quizás tendrías que ser tú quién me la presente a mi... jajaja.

    ResponderEliminar
  7. Un ataque directo desde luego.

    Y qué le respondiste, me pregunto...

    ResponderEliminar
  8. Susana, no lo recuerdo...

    Y es que en Marte no hay memoria... y en Venus no hay pasado.

    ResponderEliminar
  9. Creo que desde el primer momento sabia lo que quería, simplemente...

    Se disfruta leyéndote.

    Un beso desde mis Amanteceres.

    ResponderEliminar
  10. estaría de acuerdo con la sentencia si todos los amantes respondieran de forma favorable a los ataques

    pero hay lobos que siguen prefiriendo las corderitas

    ResponderEliminar
  11. Anónimo25/4/11 9:20

    Bos días amicus:
    Observada cada palabra se puede deducir que todo nace en el interior de ti mismo y que en realidad esa hubiera sido la realidad que te hubiese gustado vivir.Carece Marte de memoria al ser distante y de momento no poder ir allí,consecuencia irrealizable; un secarral frío. Carece venus de pasado al estar cubierto de nubes densan que impiden ver su piel superficial, consecuencia irrealizable;un tormento hipercálido. Marte es guerra y Venus pasión, a veces se producen reciprocidades de ambas características que intercambian los combatientes pasando a ser agredido y agresor unas veces uno y otras otro. Lo que vive en la imaginación puede no ser necesariamente una experiencia real propia y confundirla con lo ocurrido en largos segundos oníricos que con el tiempo se confunde con la realidad.
    Pasión y agresión se fuden y confunden. El deseo habla más de lo que el cuerpo es capaz de soportar...los políticos son bocazas que fallecen cuanto más hablan y prometen.
    Deica logo amicus.

    ResponderEliminar
  12. Amanteceres, saber desde el principio lo que uno quiere y, cuando se trata de placeres compartidos, expresarlo claramente ahorra energía, emisiones de CO2, tiempo y dinero...

    Shang Yue, los lobos siempre prefieren la carne... y cuanto más tierna, mejor. De los corderos, la lana... y las chuletillas...

    Anónimo, quizás haya que sumergirse entre las mullidas nubes de Venus y cartografiar sus valles y montañas. En cuanto pueda, tomaré el primer barco...

    ResponderEliminar
  13. en mí solo verás preguntas y preguntas..quiero saber demasiado..aunque cojo lo que me dan.....chico inteligente

    ResponderEliminar
  14. A veces para romper la timidez hay que ser directos, aunque a veces simplemente la persona tiene ese impulso y lo dice tal cual sin dar explicaciones o pensar por un momento qué es lo que puedes pensar acerca de ella...

    ResponderEliminar
  15. Lou, tienes preguntas que buscan respuesta... y yo respuestas que buscan preguntas... Probablemente haya un punto de encuentro...

    Gata Dormida, una de las mejores opciones que podemos tomar ante un impulso de pasión... es no pensar... solo sentir.

    VCM, quien no se arriesga... quien no juega... no gana. Y este juego puedes ganarlo todo...

    Leni, buena conclusión: follar... sonreir... y compartir...

    ResponderEliminar
  16. Eso siempre, y como el ataque sea certero, ya tienes la copa ganada, jajajaja.
    Besos y susurros cálidos

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...