-->

12/4/12

Demasiado tiempo...

Demasiado tiempo contentándome con fugaces encuentros...

de beso en mejilla, café, mirada, sonrisa, mirada, silencio... y hasta luego.


Demasiado tiempo apartando la idea de anudarme a tu cuerpo...

de vagabundear bajo tu vientre y perderme entre los pliegues de tu sexo...


Demasiado tiempo...


Y ya no aguanto más: se me agotó la paciencia...


Así que, cuando menos te lo esperes,

me apostaré sigiloso frente a tu cancela...

Y te raptaré... (hoy no estoy para sutilezas)


Por que llevo demasiado tiempo conteniendo el deseo...

Y eso no es nada bueno...


A veces la impaciencia da más frutos que los más profundos cálculos.
Bernard Shaw

 

28 comentarios:

  1. Hoy me has dado donde más me duele.
    ..Demasiado tiempo.

    Lo más curioso del asunto es que esta es una entrada dedicada a los amantes a intervalos, a los que se esconden, al morbo de lo que no se "debería hacer".
    Y sólo así se le ve enjundia.

    Pero lo que más me duele es que nosotros somos libres.
    ..Y no tenemos tiempo...
    (Tan sólo de guachapear, difícil de explicar, pero cierto)

    Con lo que es deducible que me iré con el próximo que me rapte por la cara y sin complejos.

    ResponderEliminar
  2. Fiebre, gracias por tus palabras... y disculpas si tus sensaciones son más "agri" que "dulces".

    Hay ocasiones en las que conocemos a personas que nos gustan... y a las que gustamos. Sin embargo, como a medida que vamos viviendo la vida somos menos tolerantes a los fallos, preferimos conformarnos y mantener posiciones a avanzar, a explorar, a probar... Y es precisamente esa inacción, sentida y vivida en primera persona, la que ha motivado esta entrada.

    A pesar de la carencia y escasez de tiempo, estoy convencido de que se puede cambiar el signo de los acontecimientos... Claro que hay que moverse... y activarse... y pelear... y "raptar" si es necesario.

    Por cierto, por ti no pediría rescate...

    ResponderEliminar
  3. Pues estamos todos igual por lo que veo, demasiado tiempo, sí...

    Al menos tú le vas a poner remedio y la vas a raptar. Ojalá se dejasen también de sutilezas conmigo.

    Beso

    ResponderEliminar
  4. Sí, ♥ Ana ♥, le voy a poner remedio: te raptaré... y esta vez sin sutilezas.

    ResponderEliminar
  5. Hay pasiones que la prudencia enciende y que no existirían sin el riesgo que provocan.

    Jules Amédée Barbey d'Aurevilly


    Ráptala…
    Anúdate a su cuerpo…
    Vagabundea bajo su vientre…
    Piérdete en los pliegues de su sexo…
    No pierdas tiempo…
    No te contengas…
    Déjate de sutilezas…
    Dale rienda al deseo…
    Siente, acaricia, besa, vive, goza, y si fuera necesario, Ráptala de nuevo…

    Seguro que ella será cómplice del rapto, vamos, un Síndrome de Estocolmo, en toda regla… Jeje.
    Buena suerte…

    Un beso desde mis Amanteceres.

    ResponderEliminar
  6. Amanteceres, me han encantado tus palabras...

    Por cierto, Estocolmo es una ciudad bellísima... y no me importaría raptarte allí...

    ResponderEliminar
  7. Demasiado tiempo de fugaces encuentros, miradas silenciosas, vagabundeando al deseo.

    No esperes más, rompe con la impaciencia y ... ¡¡¡a por ella!!! devórala con tu mirada, abrázala hasta fundirla en tu regazo, disfruta de su manjar, no dejes retenido el deseo, derrítete ante su cuerpo, y no la dejes escapar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Y que sería del deseo sin la espera, sin el tiempo entre miradas, entre cafe y cafe? Dejaria de ser ese esperado parentesis de nuestra estresante rutina?

    Feliz rapto, solo espero que no lleve medias.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, María, por tus palabras... y por incitarme a concretar y materializar el deseo. Como podrás imaginar, soy una persona activa, en todos, y con todos, los sentidos...

    ResponderEliminar
  10. Aquellonoersyo, es cierto que el deseo se cocina y prepara a fuego lento... Pero también es cierto que cuando te alcanza, puede incendiarte en un segundo... Y esto es justamente lo que hace más llevadera la espera: saber que al final está el fuego...

    En cuanto a las medias... y a romperlas, entiéndeme: es la pasión...

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, Yo es que soy mas de encaje.
    Pues entonces me retracto, y espero que las lleve.

    ResponderEliminar
  12. Sea bueno que sea según quien sea en el momento que sea y como queráis, por otro lado me encanto esta forma de expresarlo y por supuesto que hay situaciones que se llevan de la mano con tus palabras, bienvenida como una gran reflexión esta cita de Shaw, un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Tomás, celebro que te haya gustado la reflexión sobre el contraste entre lo racional y lo impulsivo...

    Supongo que para nosotros seria mucho más tranquilizador saber que detrás de cada acción hay una razón... un motivo.

    Por suerte, no siempre sucede así...

    Por suerte, a veces hacemos las cosas, simplemente, por que sí...

    [y es la imprevisibilidad del impulso la que puede conseguir que hasta una montaña vaya a Mahoma]

    ResponderEliminar
  14. No es bueno contener el deseo, cuando es posible dejar que empape la piel y los sentidos.

    Deseo aprovechar la oportunidad que me brinda tu post para darte las gracias por acercarte a mi rincón, para celebrar a mi lado los tres años de “Agua de Lunna”.

    A todos y a cada uno de vosotros quiero agradecer, personalmente, vuestro cariño y compañía; sois una de las principales razones para continuar aquí, compartiendo sueños, vivencias, locuras…vida.

    Gracias una vez más por tus palabras de felicitación.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  15. Me pregunto si te hablas a ti mismo imaginándote hablándole al objeto de tu deseo, o si le hablas directamente o si le escribes.

    Mejor dejarlo en el teatro de la especulación...saludos pues.

    Muy interesante.

    F.

    ResponderEliminar
  16. Lunna, la fuerza del deseo no debe contenerse o reprimirse... sino que debe volar libremente, allá donde nos lleve, sin importar si en el destino hay agua... o fuego.

    ResponderEliminar
  17. Felipe, gracias por pasarte por aquí... y por tu comentario.

    Bajo la etiqueta de "realidades virtuales", hay justamente eso: realidades... Es por ello que las palabras de "Demasiado tiempo..." fueron dichas, habladas y escuchadas... quizás no hace mucho.

    Por tanto no hay un imaginario objetodel deseo... sino una persona real, de carne, huesos y piel... Una persona deseada que siente el deseo... y que, en este caso, se pregunta si no será mejor dejar que lo racional ceda el paso a lo impulsivo...

    Por cierto, muy interesante tu blog (mistavilteka.blogspot.com).

    ResponderEliminar
  18. Siempre me gustan tus post jaja.

    Es cierto, llega un momento que te cansas de perder el tiempo, cuando lo único que deseas es estar con esa persona y sentirlo muy cerca.

    un abrazo amigo M.

    ResponderEliminar
  19. Esilleviana, creo firmemente que es mejor tomar una decisión, lo más fundamentada posible, y equivocarse, que dejar tanto que otros decidan por ti, como no decidir nada.

    Como ves, no soporto la indecisión crónica...

    Por cierto, decididamente me gusta tu sonrisa, jaja.

    ResponderEliminar
  20. cultivar el freno para lograr esa locura pasajera del rapto

    no será que ella juega contigo?

    ResponderEliminar
  21. muy buena entrada.
    Te invito a que visites nuestro blog http://elclubdelaslectoras.blogspot.com.es/ estamos de sorteo!! un saludo

    ResponderEliminar
  22. Shang Yue, no creo que esté jugando conmigo...

    Quizás solo se trate de ese impasse en el que la ley del mínimo riesgo y trastorno, y aun esfuerzo, a veces nos envuelve.

    Y es que a veces da pereza cambiar la rutina o el hábito...

    Por suerte, soy activo...

    ResponderEliminar
  23. El club de las lectoras, gracias por el comentario y la visita... y suerte con el blog.

    ResponderEliminar
  24. Darlo todo por perdido.
    Allí comienza lo abierto.

    Entonces cualquier paso
    puede ser el primero.
    O cualquier gesto logra
    sumar todos los gestos.

    R. Juarroz

    :)

    ps: A veces la impaciencia da más frutos que los más profundos cálculos.
    Bernard Shaw

    ResponderEliminar
  25. Demasiado tiempo también me parece a mí y cuando llega el momento del encuentro, la pasión se desata y el fuego es que que habla por mí.
    Besos y susurros muy cálidos

    ResponderEliminar
  26. Gracias, Yemaya, por tus susurros (son tan cálidos...).

    Como tú, cuando llega el momento adecuado, soy incapaz de controlar la pasión...

    ResponderEliminar
  27. Anónimo12/6/12 5:54

    Raptala y no la dejes pensar, que no siempre lo racional es lo mas acertado.

    Me ha gustado tu blog y con tu permiso te sigo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Ameny, muchas gracias por tu visita y tus palabras...

    Te contaré un secreto: el secuestro tendrá lugar en el solsticio de verano...

    Nos seguimos...

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...