-->

3/11/12

No nos dejes caer en la tentación...

"Cuando tengo que elegir entre dos males, siempre prefiero aquel que no he probado."
Mae West
La mujer de un amigo es un delicado lirio blanco que no has de codiciar.

Aun teniendo la certeza de que tu amigo, débil como es de voluntad, no dudaría en poner sobre tu frente el castigo, velarás vigilante que nada o nadie pueda mancillarlo, si es que un día tal honor te fuera confiado.

Y ese día podría ser mañana mismo...

Coincidiréis en las sabatinas y matutinas actividades deportivas de las respectivas camadas. Acudirá sola... otra vez. Charlaréis. Mostrará disgusto por esos reiterados viajes de trabajo en fin de semana. Resta importancia a dichas ausencias y persuádela de la integridad moral de su respectivo.

Si persiste en el enojo, sugiérele que deje a buen recaudo su prole y que desconecte... y que salga... y que se divierta...  No debiera sorprenderte que,  con la creciente afectuosidad con la que os habéis tratado últimamente, se quedase mirándote fijamente... y que, tras unos segundos de un nada incómodo silencio, respondiese afirmativamente a la propuesta con el insuante reto de que la acompañes... a cenar.

Ante lo cual, sólo tendrías dos opciones... (continuará).

34 comentarios:

  1. Dos posibles opciones serían aceptar o aceptar, ante tan sugerente y magnífica escena que me muestras, creo deberá asimilar el hecho de probar y dejarse vencer por la tentación

    No me hagas esperar mucho para la continuación niño que me has dejado ansiosa.

    Besos Manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ame, por tu visita y consejo. Conociendo el percal como lo conozco, supongo que aceptará la invitación. Además, ¿qué hay de malo en salir a cenar con una amiga... aunque ésta esté amarrada?

      Eliminar
  2. Caer o no caer.. he aquí la cuestión...

    Complicado.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caer tiene sus inconvenientes... y sus ventajas. Evidentemente, y como anticipa ese viejo refrán que dice, más o menos, quién da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde perro, se puede malograr la amistad. Pero también es verdad que solo se trata de una cena (de momento...)

      Eliminar
  3. Ejem... ¿no nos vas a vender ahora la moto de que una de las dos opciones es ser un buen amigo, no? (no cuela) ;p


    Besos Manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, aunque aborrezca la expresión, creo que soy amigo de mis amigos. Aunque también soy hombre... y el hombre se rige por unos códigos que cambian en función de la sangre que se tiene en la entrepierna.

      Eliminar
  4. Lo primero... mi comentario sólo era una broma. Pero ya que me respondes así, no puedo callarme y te diré (sin acritud) que ni que seas hombre ni leches.
    Yo también he estado en la misma situación, me ha picado ahí abajo y he actuado de la misma manera que estás dispuesto a hacer tú.
    Habrá que aceptar que algunas personas (en determinadas situaciones) no pensamos con la cabeza, que nos pueden otras cosas. Y ahí, querido Manolo, ni amigo de mis amigos ni nada de nada, no seamos hipócritas.
    Lo mejor es quererse a uno mismo tal y como es y a vivir.

    Más besos.

    ResponderEliminar
  5. ♥ Ana ♥, por muy agresivo que sea el chantaje de una mirada, o la extorsión de una sonrisa, o la amenaza de unos pechos primorosos, nunca, y cuando digo nunca es nunca, sería capaz de traicionar una amistad... salvo que sea sábado a partir de la medianoche.

    Y ya que te pones así, pues no te la enseño... (la segunda parte, me refiero).

    Un beso... coso ;-)

    ResponderEliminar
  6. No existe la amistad entre un hombre y una mujer.

    ResponderEliminar
  7. Princesa, suscribo tu tesis. Y además añado que la amistad entre hombre y mujer es imposible (entendiendo que la amistad, para serlo, tiene que carecer de cualquier connotación sexual).

    ResponderEliminar
  8. Joooo, ¿no me la vas a enseñar? :(

    Eres el nuevo Ceniciento, con las campanadas de medianoche te transformas...

    Otro coso ;)

    ResponderEliminar
  9. Esa mujer, tan mal atendida, sucumbirá y se divertirá, y gozará. Contigo o sin ti.
    Hoy es sábado, yo te buscaría a partir de media noche. ¿Tú no eres amigo de ninguno de mis amigos, verdad? jejeje

    ResponderEliminar
  10. ♥ Ana ♥, si quieres que te la enseñe, te la enseñaré, pero necesito ponerla a punto por que aún está un poco floja.

    En cuanto a la noche... me pasa como al inefable Dinio: me confunde (aunque no tanto como a él)...

    ResponderEliminar
  11. Cuando deja de cuidarse el jardín, aparecen las malas hierbas, jaja.

    Belkis, anoche estuve de ronda.... pero creo no haberte visto. En cuanto a tus amigos, como ya soy un poco mayorcito, aplico el teorema que establece que los amigos de mis amigos son sus amigos. Así que, en nuestro caso, no habría conflicto de intereses ;-)

    (gracias por la visita y el comentario)

    ResponderEliminar
  12. Dos opciones: cuidar de que ningún moscardón se acercara a la mujer de tu amigo mientras cenáis, mientras tomáis algo por ahí y a continuación dejarla sana, entera y salva en su casa... y la otra opción es llevarte a una chica y los tres os vais de marcha jajaja, ¿puede haber más posibilidades? jaja

    Un abrazo y me agrada que hayas publicado algo, se te echa de menos...

    ResponderEliminar
  13. Esilleviana, te agradezco tus sugerencias por que demuestras que los senderos no solo se bifurcan, sino que se trifurcan :-)

    Tu primera opción es la más conservadora. Salir a cenar, lejos de miradas indiscretas, y regresar al campamento base sin daños ni rasguños. Me parece bien... cumpliría con el compromiso y mantendría incólume la amistad. Sí... eso es lo que haré. Aunque ya verás como al final, algo tuerce el plan, jajaja

    Me halaga, a la vez que me extraña, que te gusten estas historias que en muchas ocasiones rayan el patetismo. Pero bueno, la realidad es asín.

    ResponderEliminar
  14. Pues no veo porqué la amistad debe carecer de connotaciones sexuales. De hecho lo que caracteriza a la amistad es ese sentimiento de lealtad y no lealtad en el sentido de fidelidad carnal, sino lealtad en el sentido de "poder contar con alguien". La amistad es siempre posible si nosotros queremos. E incluso yo diría más aunque desvíe el tono erótico de tu maravillos post, el problema de las parejas cuando se divorcian es que jamás fueron amigos. Si descubriesemos a un amigo en la pareja quizás a la hora de la ruptura todo sería menos traumático, porque a un amigo no se le jode la vida...jajaja

    Amaranta.

    ResponderEliminar
  15. No me líes Ceniciento, no me líes.
    Esperemos esa segunda parte a ver si la cosa deja de estar floja, la historia me refiero...

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. Amaranta, me has dejado algo confundido.

    Y es que soy un hombre chapado a la antigua... de la vieja escuela. Y en esa escuela me enseñaron que un amigo (o, en mi caso, amiga) es aquel con el que no se folla.

    Además, también me inculcaron que cuando te divorcias es por que no es posible convivir con la persona con la que creíste poder hacerlo. Por ello, es una utopía eso de que dos personas que se separan o divorcian sean amigos.

    De todas formas, seguro que estoy equivocado...

    ResponderEliminar
  17. Estoy con Amaranta. Por qué disociar el sexo, si en el fondo es la demostración de un sentimiento, llamese amor, pasión, furia, amistad, o el propio sexo en si.

    Y por otro lado, no será que estas actuando mas como martir que como santo?

    ResponderEliminar
  18. Manolo Blog los amigos no suelen convivier, no veo problema en fomentar la amistad cuando hablamos de pareja, porque en definitiva la amistad hace que veamos de muy diferente forma al otro. Con la amistad suavizaríamos ese sentimiento de posesión que a veces hace insoportable estar con alguien, a los amigos además son a los únicos que les soportamos sus defectos siendo conscientes de ellos. Con los amigos tenemos confianza, y la confianza es un plus para el sexo. Con los amigos compartimos en libertad, no les exigimos nada y agradecemos aquello que nos dan.

    Creo que la amistad acabaría con los divorcios, eso sí tendríais que hacer un esfuerzo por romper esa jaula donde metemos siempre a la pareja, pero descubriríais que sorprendentemente se queda a vuestro lado mucho más cerca que antes.

    La amistad es lo más que podemos encontrar en alguien y si alguien no te la ofrece aléjate.

    Amaranta.

    ResponderEliminar
  19. Aquello noerayo, gracias por tu visita y por tu reflexión.

    Creo que es muy difícil combinar la amistad con la sexualidad. Al menos para mi... Quizás sea demasiado clásico, pero cuando tengo sexo con alguna mujer es por que, además de gustarme, puede despertar (o ya despierta) en mi sentimientos que van más allá de una simple amistad.

    Finalmente, estoy convencido de que, en realidad, estoy más cerca del pecado que de la santidad o el martirio, jaja.

    ResponderEliminar
  20. Amaranta, reitero lo dicho: con los amigos no se folla. Y si se follase, dejarían de ser amigos para convertirse en otra cosa, ni peor, ni mejor, sino diferente.

    Evidentemente, no solo es posible, sino deseable tener una magnífica relación sexual con una persona... pero como tengo un defecto en mi software, tiendo a enamorarme de la persona con la que conecto sexualmente... y viceversa.

    ResponderEliminar
  21. Creo que hay personas que desde el primer momento en que las conoces, sabes que no van a ser precisamente amigos.
    Así, directamente.
    Es una atracción demasiado fuerte.
    En ocasiones, una putada.
    Pues pierdes al amigo, al amante y quien sabe si algo mas.

    Estoy de acuerdo contigo. Con los amigos no se folla.

    Abrazos
    M.

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Anónimo, por tu reflexión... con la que, lógicamente, coincido.

    En mi opinión, creo que es importante saber asignar a cada persona con la que nos relacionemos el rol (amistad, amor, amante, etc) adecuado...

    ResponderEliminar
  23. Anónimo8/11/12 9:27

    Quería puntualizarte algo porque cuando utilizas la palabra de que eres conservador no sé si quieres puntualizar alguna diferencia entre tú y yo, pero está claro que en temas de amor y de enamorarse no creo que tú seas más conservador de lo que soy yo. La puntualización está con referencia al sexo con los amigos, yo no hablo de tener sexo con los amigos, por amor bendito, los amigos son amigos. Yo hablo de abrir el círculo donde nos movemos con una pareja para incluir la amistad. Creo que hay una pequeña diferencia de matiz. Y claro está para ser amigo de tu pareja no hay que ser más o menos conservador, simplemente valiente, porque está claro que la amistad es un vínculo mayor que "enamorarse", eso querido es bastante menos profundo y mucho más superficial.

    Amaranta.

    ResponderEliminar
  24. Amaranta, soy conservador... y de derechas. Me va lo clásico, lo tradicional... como a Julio Iglesias... y Aznar.

    Ahora en serio...

    Creo que lo ideal para una pareja estable es que combine adecuadamente todas las facetas que consideramos positivas en una persona: la lealtad del amigo, el apoyo y protección que brinda la familia, el cariño de padres o hermanos, la pasión del amante, o, para el que disfrute con ello, la entrega del sumiso... o la dominación del amo.

    Ahora bien, para enamorarse, para engancharse, para "encoñarse" o para disfrutar con el sexo pueden buscarse otras cualidades. Y en mi caso, la primera y la fundamental es que sea una buena persona (o en palabras gruesas: que le guste follar, pero que no le guste joder. Amén)

    ResponderEliminar
  25. Anónimo9/11/12 9:52

    Uyss y entonces por qué será que cuando alguien comienza una frase por el manido "oye mira eres muy buena persona...." ya sabes perfectamente cómo "va a acabar" la frase y todo lo demás...jajaja. No creo que nadie pueda saber a priori si la persona por la que está encoñada es o no es buena persona. Las malas personas siempre vuelan por debajo de nuestro radar.

    Amaranta.

    ResponderEliminar
  26. Amaranta, ¿lo ves?: soy raro, raro, raro...

    Normalmente, cuando apostamos, cuando entramos en el juego (salvo que uno sea un inconsciente o le encante el azar o el riesgo) es por que tenemos algún indicio o atisbo de que la persona con la que vamos a jugar va a hacer el juego más interesante.

    Y fíjate... estoy seguro de que eres una buena persona ;-)

    ResponderEliminar
  27. un amigo mío, seductor nunca arrepentido, te diría que siempre aceptar: si no le atrae ganará una amiga para siempre, convencida de su integridad,
    y si le atrae ganará una noche (por lo menos) de pasión.

    para mi, ojalá fuese tan sencillo.

    ResponderEliminar
  28. "entendiendo que la amistad, para serlo, tiene que carecer de cualquier connotación sexual"
    pues no entiendo por qué... es, simplemente, una amistad más interesante y divertida.

    que haya atracción no significa que haya que ir corriendo a follar.

    ResponderEliminar
  29. zeltia, estoy seguro de que al final prevalecerá el deseo de conocer o de explorar lo bueno... por que, a fin de cuentas, a nadie le amarga un dulce.

    Es verdad que entre dos amigos pueden surgir otras conexiones adicionales a las de la amistad... con las que se puede, no solo convivir, sino disfrutar... y servir de aliciente para fortalecer los vínculos.

    Lo que puede suponer un cambio en la relación es que esa atracción, en una noche de Luna Llena, se materialice y se concrete... Y, por cierto, que haya un cambio no significa que ese cambio sea negativo... sino todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  30. No me había enterado de tu publicación, y me alegra mucho saber que continúas con tu blog, Manolo, porque es uno de mis preferidos.

    La amistad es un sentimiento de lealtad, sinceridad, es aquel que siempre está ahí, en lo bueno y en lo malo, donde existe cariño, y que
    no se puede excluir que pueda haber también una cierta atracción sexual, y el deseo de sentir su abrigada mirada sobre tu piel.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...