-->

5/1/13

Atado de pies y manos...

Debió aprovechar alguna distracción, en un momento impreciso entre mi novena o décima copa, para drogarme...
Poco a poco voy recuperando la consciencia -si es que alguna vez la tuve- y aún más poco a poco, voy tomando conciencia de la situación. Y la situación es que, sin comerlo pero sí beberlo, yazgo sobre un camastro, desnudo, boca arriba, atado de pies y manos, y amordazado.

A pesar de que la bombilla incandescente colgada del techo me ciega, acierto a ver un entramado de cabirones (alguno de los cuales presenta un preocupante pandeo) apoyado sobre durmientes de madera. El enrastrelado del techo es de listones de madera machihembrados, quizás con bruña recta o bisel.

Me asombro a mi mismo por este repentino talento para la carpintería... (quizás sea producto de lo que vulgarmente se viene en llamar "pedete lúcido").

Ladeo un poco la cabeza... Sobre un altar lateral se halla una talla de una Virgen Dolorosa, probablemente realizada en madera de cedro real. Al otro lado, un enorme óleo sobre lienzo de un Cristo portando la Cruz. Echando con no poco esfuerzo la cabeza hacia atrás, puedo ver la imagen invertida de un presbiterio con retablo y tabernáculo policromados. Y poniendo casi los ojos en blanco, confirmo la presencia de una mesa de altar cubierta por un delicado mantel decorado con motivos bordados de espigas y uvas, y sobre el que hay un cirio prendido.

El entarimado del suelo cruje levemente. El segundo crujido me alerta; el tercero me tensa. No hay duda: son pasos... y por el amortiguado sonido, diría que de pies descalzos... Intento liberarme de las correas que sujetan mis muñecas y tobillos... Mierda... alguien se había tomado muy en serio inmovilizarme... y lo habia conseguido. Por quién sabe qué inexplicables conexiones neuronales, recordé la escena de Pulp Fiction en la que Marsellus Wallace y Butch escucharon aquello de "la araña ha cazado un par de moscas"... y, sinceramente, me temí lo peor.

23 comentarios:

  1. mmm
    Inmovilizado, se me ocurren varias cosas y ninguna para temer :)

    Observar los muebles y el tipo de madera en ese momento, o quizá qué tipo de pasos?, suaves?, delicados?, reacios?, me inclino por los dos primeros, pero niño, es mi imaginación que vuela ante los escasos datos, prefiero lo mejor.

    Besos y apapachos y que los reyes te traigan lo que deseas.

    (No tengo idea de qué es esto "entramado de cabirones" y cuando voy a san google, me aparece como referencia tu blog, o sea que me he quedado en las mismas, será una especie de contrucción?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ame, estoy seguro de que nada tendría que temer si fuesen tuyos esos pasos descalzos...

      Nada que temer... y mucho que gozar... :-)

      (el cabirón es una viga de madera sin tallar; en la práctica es el tronco de un árbol al que se le ha eliminado la corteza, o cepín. Por tanto, el recinto en el que me encuentro puede ser una ermita, o una capilla que, aunque alberga algunos elementos de decoración religiosa, parece ser antigua y tosca)

      Eliminar
  2. Te ataría con tu propia corbata, quizá con una mascada de seda, sin darte respiro, solo suspiros

    Besos Manolo B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cielo... puedes emplear la corbata para vendarme los ojos, y así aumentar la excitación, impidiendo que vea aquello que me puede hacer sufrir... o disfrutar.

      (Gracias por tu visita)

      Eliminar
  3. Atado de piés y manos, pero no de oídos que escuchas el crujir de los pasos descalzos, o el mirar de tus retinas que no dejan de observar el entorno.

    Un regalo tu texto en este día de Reyes.

    Feliz día mágico de Reyes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, por tu visita, que es un magnífico regalo de Reyes...

      La vista y el oído... sentidos con los que podemos percibir lo que está lejos...

      Pero en las distancias cortas, son mucho más efectivos el sabor, el olfato y, sobre todo, el tacto...

      Y a mi me encantan las distancias cortas...

      Eliminar
  4. De nuevo me dejas con la miel en los labios, da mucho que pensar el relato, dónde, quien, cómo... ahora a esperar que continue...
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yara, por acercarte hasta este rincón...

      Espero que la persona que se está acercando, lo haga con buenas intenciones...

      Aunque me da mala espina eso de que haya tenido que atarme....

      Eliminar
  5. uich, yo también me temo lo peor.
    seguro que te sacrifican en el altar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zeltia... no me digas eso... que soy muy aprehensivo...

      Además, ¿quién tiene motivos para hacer semejante barbaridad? Si es que no le serviría de nada... ya que, tras 40 años de sequía, ya no soy virgen...

      (gracias por tu visita... y felicidades por tu magnifica intuición ;-) )

      Eliminar
  6. O sea, que como estabas inmovilizado fuiste, poco a poco, atando cabos y…

    Manolo B. Good ;)

    Mi beso, señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Rose, a este rincón, hoy reconvertido en tosca ermita regentada quién sabe si por una secta satánica.

      Como en toda historia, hay un hilo que hay que seguir... y pronto habrá otra puntada.

      Eliminar
  7. Atada a tus palabras, inmovilizada en tus historias...

    Amaranta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amaranta... con tanto hilo y tanta cuerda... tengo ganas de desatarte ;-)

      Eliminar
  8. Excitante…
    No dejas con la intriga… Espero que muy pronto sepamos a quien pertenecen esos pasos…

    Felicidades por el relato.

    Un beso desde mis Amanteceres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amanteceres, por tu visita... por tus felicitaciones (que no merezco)... ya por tus besos (que aun merezco menos).

      Sólo espero que, quien quiera que sea, se acerque a mi en son de Paz...

      Y ya puestos... que venga Paz... y después Gloria.

      Eliminar
  9. de repente apareció una novicia con un vestido talar practicando la caridad con este pobre hombre...

    :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esilleviana... tú siempre tan perspicaz e intuitiva...

      Caliente... caliente...

      Eliminar
  10. De que color es el cirio? Aunque parece irrelevante,no lo es.
    Sirve para adivinar las intenciones de quien se acerca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera que vuelva a mirar (me cuesta algo de esfuerzo, ya que tengo que echar la cabeza hacia atrás...)

      Ya lo veo... es de color tinieblas...

      Eliminar
  11. Ufff! Me temo que vas a arder
    Es totalmente comprensible que en tu estado actual (aún confuso) no seas capaz de distinguir un color
    Mas, en esa posición en la que el miedo te nubla la vista

    abrazos

    ResponderEliminar
  12. Quizás ambos...

    Podré leer una continuación?
    o seguiré imaginando?

    Te beso Manolo B

    ResponderEliminar
  13. Uffffff
    Intrigantes pasos, que hacen que te sientas mas indefenso....

    ...espero descubrir lo que sucede a continuacion.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...