-->

4/10/15

Un momento de debilidad...


Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción. 
Joaquín Sabina 

En cierta forma, me había olvidado de ella... Y es que había pasado tanto tiempo desde la última vez que nos vimos, que ya se habían evaporado tanto mis ganas de recuperar el contacto, como la sensación de vacío que provocaba su ausencia. Quizás porque es un mecanismo de protección, o de supervivencia, el olvido libera espacios que, a poco que uno quiera y le dejen, pueden ser llenados con sensaciones y emociones nuevas; y a este respecto, el que ella había dejado estaba ahora bien repleto.

Pero sorpresas te da la vida, y la vida te da sorpresas...

Aquella mañana de viernes, como tantas otras a esa hora, avanzaba distraído por el finger para acceder al interior del avión. Franqueé la puerta de acceso, esperando recibir el cortés y habitual saludo de bienvenida del sobrecargo del vuelo... pero lo que hallé no fue un "buenos días", sino la inquisitiva mirada silenciosa de sus ojos de miel y su pelirroja y desordenada melena.

Joder... el mundo es un pañuelo... y tú y yo somos los mocos.

Sólo fui capaz de decir un previsible "cuánto tiempo...", al que ella correspondió con otro no menos predecible "sí, mucho..." al que añadí un "demasiado..." pero de pensamiento. Como quiera que el resto del pasaje estaba impaciente por ocupar sus asientos, puse fin al primer acto de nuestro reencuentro y me dirigí rápidamente al mío: 6C, pasillo.

Poco después, cuando nos dirigíamos a la pista de despegue, comenzó la habitual demostración de las medidas de seguridad del vuelo.

- Si esto ocurriera, tiren fuertemente de la máscara, colóquensela sobre la nariz y la boca, y respiren normalmente.

Ese día, más que nunca, presté toda mi atención a cada una de sus instrucciones y coreografía asociada. Me encantaba la seguridad que demostraba cuando cerraba la hebilla del cinturón... y el acento posh de su cuidadísimo inglés british. Pero cuando mi imaginación se desbordó, fue en el momento de enfundarse el chaleco salvavidas sobre su ceñida blusa: tomó entre sus dedos las dos boquillas rojas, que al estar situadas justo encima de sus pechos semejaban dos erizadísimos pezones, y las metió secuencialmente en su boca... haciendo el ademán de insuflar aire por su interior. No es de extrañar que con mi calenturienta imaginación, mi cada vez más inflamada polla pudiese salvar, caso de amerizaje, a toda la tripulación...

Una vez alcanzamos la altitud de crucero, 28.000 pies, cerró la cortinilla que nos separaba de primera clase... Mierda... ya no la podía ver. Por suerte, poco después, y aprovechando que las otras azafatas estaban bloqueando el pasillo con el servicio de catering, se acercó hasta mi asiento, quedándose agachada en cuclillas a mi lado.

No era hora de reproches, pero no pude evitar reprenderla por haberse marchado sin dejar rastro. No era justo haberme cerrado la única vía de acceso y contacto que teníamos para programar nuestros furtivos y prohibidos encuentros. Puedo comprender que las circunstancias pueden obligarnos a desaparecer, a cortar ciertos caminos, a evitar el peligro de las tentaciones... Es normal... Pero también hay que darse cuenta de que tratamos con personas... con personas que tienen, entienden y comparten emociones, sentimientos... aunque a veces queden ocultas enmascaradas entre los diversos ropajes que envuelven a la pasión y el deseo más animales.

Arqueó las cejas... y suspiró... mientras asentía balanceando la cabeza, y, aunque no era lo que pretendía, aceptó mis razones... Nos miramos en silencio... pero el trajín de un vuelo tan corto no permitía muchas florituras comunicativas. Tomó la revista Ronda Iberia y apuntó en una de sus hojas un teléfono.

- Llámame... estaré hasta el sábado al mediodía... 

El resto, se puede imaginar...

7 comentarios:

  1. Se puede imaginar, pero a mí particularmente ( y supongo que a muchos otros lectores) me gustaría oírlo de tu pluma
    Un abrazo y mi enhorabuena. Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto tiempo sin leerte! me alegra que hayas vuelto a publicar.

    Me hizo gracia esta frase tuya jajajaaj -Joder... el mundo es un pañuelo... y tú y yo somos los mocos-

    Peeero ¿y no sigues? yo prefiero que nos lo cuentes, antes de imaginarlo.

    Me encantó volver a leerte en mi blog.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
  3. No sé cómo he llegado hasta aquí porque yo buscaba un poema a partir de una frase que tenía jajaja!! Pero cuánto me alegro de haberlo hecho :))) Y además veo ahí arribita a mi buena amiga María!

    Me quedo, si no incomoda :))))

    ResponderEliminar
  4. Hay encuentros que son dificiles de olvidar y siempre se quieren volver a repetir.

    Me alegro de volver a disfrutar de tus relatos, que pases un estupendo domingo.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  5. Te deseo Felices Días.

    Llegan días muy especiales, las cosas no volverán a ser las mismas:

    ¿o tal vez sí?

    Estas fechas nos cambian, rejuvenece la memoria y con la barra de carmín rojo pasión nos dibujamos una sonrisa que demasiadas veces esconde el invierno del alma. Nos vestimos con el satén que desborda la noche intentando ocultar que somos un lienzo donde las heridas no siempre restañan la sincera entrega de la confianza, la insinuante mirada del alba, todo aquello que da vida a los sentimientos.

    Se marchan días y llegan otros prometiéndonos sueños y como siempre pondremos de nuestra parte el coraje, el compromiso, la seducción para que esa sonrisa bordada en rojo no tenga fecha de caducidad, pero no dependerá solo de nosotros encontrar la respuesta a una caricia, no dependerá solo de nosotros escribir un te quiero sobre la piel desnuda de la luna.

    Os deseo, de corazón, que vuestras sonrisas, que vuestros sentimientos, en los días que llegan no conozcan el invierno del alma.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  6. Paso volando para desearte un muy feliz año y darte las gracias por acompañarme durante todo un año.

    Que el nuevo año 2016 nos traiga a todos mucha paz y amor.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  7. Paso por aquí para desearte un buen año que acabamos de comenzar…

    Un placer tu blog…

    Bsoss!!

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...