-->

13/2/13

Su secreto...

Llegado el momento, la boca buscó el beso,
mis manos las cumbres de su cuerpo
y mi extremo más duro y sediento
el oasis húmedo de su sexo.

Acaricié, besé, lamí y penetré,
empujé, palpé, percutí y profané...
y abundante manó la fuente de su deseo...

Pero por más que busqué,
no hallé rastro del rincón secreto
dónde se escondían sus "te quiero"

47 comentarios:

  1. No por mucho penetrar... se enamoran más temprano ;)


    Un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dalicia, es verdad... el deseo y el amor no siempre caminan juntos y cogiditos de la mano...

      De todas formas, qué dulce es el deseo cuando encuentras ese rincón secreto... y sobre todo... cuando lo abren para ti.

      Eliminar
  2. ¿Y por qué buscabas ese rincón?
    ¿Querías saber si existe y está a tu disposición o en verdad te creías merecedor de uno de los que ella guarda? No son para merodeadores, que lo sepas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uol Free, pues lo buscaba simple y llanamente por que también me gustan los "te quiero"...

      En cuanto a merecerlos, es posible que no sea digno de ellos... a fin de cuentas soy un pecador compulsivo... y como bien dices, merodeo los rincones más ocultos al acecho de presas (jajaja, se ve que me va el BSDM) con las que compartir el deseo...

      (pero qué mala fama tengo...)

      Eliminar
  3. Puede ser que el dueño de ese lugar seas tú.

    Y sea ella la que no lo encuentra

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora en serio... el "te quiero" requiere, por un lado, mercerlo; y por otro, quererlo. A veces no necesitamos los "te quiero"... y nos basta, simplemente, el "te deseo".

      Gracias por la visita...

      Eliminar
  4. Buffffff sensualidad desbordante en el poema que compartes hoy, tus palabras están húmedas de deseo, de caricias, un poema breve pero muy excitante que hace latir los sentidos, siempre es un placer venir a saborear tus letras e imágenes, y además, tu entrada de hoy es inspiradora.

    Labios que buscan el tacto de su piel, para beber cada poro de su piel, sorbo a sorbo, y dibujar el tatuaje del deseo en su cuerpo.

    Mi admiración por tu manera de transmitir y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, muchas gracias por tus amables palabras que para nada merezco...

      En el juego de la seducción, el deseo, o simplemente el sexo... las cartas, a veces, nos impulsan a explorar otras sensaciones... y el amor es una de ellas.

      (de todas formas, como ya ha pasado San Valentín... ¡barra libre de deseo!, jajaja)

      Eliminar
  5. Es una delicia de poema Manolo, buscar te quiero donde parece no haberlos es algo triste, pero te abre a otras opciones, espero que lleguen pronto esos te quiero

    Besos Manolo, ya te extrañaba :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ame, gracias por tu visita.

      Para nada hay tristeza tras ese primer intento, infructuoso, de buscar una emoción en un momento que quizás no era adecuado...

      Al contrario... la dificultad es siempre un estímulo para seguir luchando por lo que uno desea...

      Y yo soy persistente, jajaja

      Eliminar
    2. Se te extraña Manolo, ya deseo nuevamente leerte
      mira que las dietas no me vienen nada bien :)

      Besos y apapachos, espero todo vaya bien, te cuidas

      Eliminar
  6. Jo este poema sólo se merece un te quiero ;).

    Feliz día de los que se enamoran...

    Amaranta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amaranta, muy feliz día para ti... y mejor noche. Y muchas gracias por tu visita... tus palabras... y tu guiño.

      Eliminar
  7. Exquisito placer tus letras...
    Un placer visitarte
    Bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra, muchas gracias por la visita...

      Y para placer, leer alguno de tus blogs... por ejemplo Rosas y Espinas

      Eliminar
  8. Miedo me daría a mí encontrar un "te quiero" al final del deseo. En ese momento uno es capaz de jurar las cosas más absurdas.
    Precioso, como siempre.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ♥ Ana ♥, tal como dices... en esos momentos en los que la razón deja paso a la pasión... se pueden decir muchas cosas... y creer ver otras muchas...

      Pero bueno... lo importante es disfrutar... y... ¡qué te quiten lo bailao!

      (Gracias por tu visita)

      Eliminar
  9. a todos nos gusta escuchar un te quiero ,pero los que se dicen en mitad de la pasión mucha veces son demasiado limitados en el tiempo .

    me has recordado la cancion dices de Luis Ramiro
    "Dices que en mitad de una cama,
    prometer no cuesta nada,
    son te quiero de ocasión "


    precioso poema!!
    Unbesazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Anusky.

      Tienes razón, en el fragor de la pasión, se promete todo... Pero ya sabemos lo que enseña la experiencia: antes de meter mucho prometer; después de metido, nada de lo prometido.

      En conclusión, hay que disfrutar con lo metido, jajaja.

      Eliminar
  10. Si un te quiero intesifica la pasión no veo yo el problema por muy efímero que sea. Quiero decir que "te quiero" no significa me caso contigo, me hipoteco contigo, me voy a hacer la compra contigo, me voy a comer los domingos con tu familia.... etc. Si hay algo íntimo que se merece un te quiero no es todo eso, sino compartir algo tan irrepetible como un acto sexual, cuando alguien llega ahí con alguien...el te quiero es lo menos trascendental de la escena.

    Las personas deberíamos ser conscientes de que las palabras no son tan importantes, son nuestros actos los que dan intensidad, y no hay mayor intensidad que el sexo con la persona que has elegido, aunque sólo sea una vez, mejor un "te quiero" que te llamen "puta" joder!!!. Y mañana viento si es necesario.

    Amaranta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amaranta: la española cuando besa, es que se besa de verdad...

      Las palabras son importantes... pero lo son mucho más los hechos. En mi opinión, expresar, compartir y aun confesar un "te quiero" es equivalente a ofrecer la llave con la que se abre la puerta tras la que se esconden los sentimientos... Depende de cada uno, o de cada dos, abrir esa puerta... franquearla... o quedarse dentro. En cierta forma, el "te quiero" concede la libertad al que lo recibe de hacer lo que quiera con él... sin ataduras ni compromisos de permanencia. Obviamente, si en uso de esa libertad decide no abrir la puerta, lo mejor es pedir amablemente la llave... y guardarla hasta que llegue alguien merecedor del privilegio que concedemos.

      En resumen, Amaranta, lo mismo que la pasión nos convierte en sus súbditos, el amor nos hace libres...

      Y por cierto, aunque pueda chirriar en los oídos de los más puristas, me parece totalmente aceptable que en un momento álgido de pasión pueda confesarse el amor con algo parecido a un "te quiero, puta".

      Eliminar
  11. El te quiero habita en otro orificio o mejor, cavidad jaja

    un abrazo :))

    ResponderEliminar
  12. Esilleviana ¿en otro orificio? Claro... es verdad... me olvidé del "otro orificio". A pesar de mi olvido, habría que tener en cuenta que en algunas relaciones todo lo referente a ese orificio es tabú... Quizás sea por la educación recibida, o por la falsa creencia de que podría ser doloroso, o por el temor a la reacción sensorial ante las evidencias del hecho consumado.

    En resumen, coincido contigo... los "te quiero" habitan en ese orificio llamado corazón...

    (Gracias por tu visita... y tus sonrisas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre tu blog se vuela muy bien, tanto de cerca como de lejos...

      :))

      Eliminar
  13. Para mí hay momentos de momentos, y hay algunos que requieren un te quiero y otros que simplemente necesitan “ un te deseo” la vida es deseo , pensar en círculos, dejar libre lo que sentimos y si no se recibe el te quiero , simplemente no era el momento.
    Me gustan las imágenes que has plasmado en tus letras.
    Un gusto leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, en primer lugar, muchas gracias por tu visita...

      Como en toda relación, laboral, afectiva, de convivencia, económica o cultural, ambas partes deben conocer los términos del acuerdo... Así, salvo errores en la interpretación, quedaría claro lo que está incluido... y lo que no. Y en una relación basada únicamente en compartir e intercambiar deseo, no siempre (es más, diría que casi nunca) están incluidos los "te quiero". Así que conviene ser cuidadoso en la elección de las palabras, por que a veces su efecto puede ser justamente el contrario del que pretendemos.

      Eliminar
  14. Llegado el momento, el placer intensifica hasta los “te quiero”
    ¿Seguro que buscaste bien?
    Caprichosa imagen…


    Un beso desde mis Amanteceres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amanteceres, llegados al éxtasis en la pasión, no hay palabras que resistan el fuego del deseo...

      ¿Que si busqué bien? Pues no... así que debo persistir en la búsqueda :-)

      En cuanto a la imagen, a pesar de ser muy explícita (nalgas, corazón) encierra cierto simbolismo: la espuma, la piel bronceada, la marca del (micro)bikini...

      Ah, y gracias por tu visita... y comentario.

      Eliminar
  15. No siempre va implícito, aunque nos guste escucharlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inés, con ese "te quiero" sólo pretendía saber si había algo más detrás del deseo... Y a veces lo hay... y otras no. En todo caso, lo mejor es emplearlo sólo cuando de verdad se siente... (y es entendido por quién lo recibe).

      Gracias por tu visita.

      Eliminar
    2. Inés, para ser sinceros no lo hubo... al menos en su forma más explícita... Lo cual, no es ni un alivio, ni problema; simplemente, que el "te quiero" no está recogido en los términos de la relación.

      Por suerte hay otras muchas expresiones, muy explícitas y excitantes, que sí caben dentro, fuera y sobre estas relaciones.

      Gracias por la visita...

      Eliminar
  16. Es casi artístico! Me gusta tu blog! Soy seguidor tuyo.

    Por cierto yo también tengo un blog erotico donde pongo mis experiencias. Por si quereis verlo:

    www.malagasensual.blogspot.com

    Por cierto si quereis podemos ponernos ambos en las listas de blogs a seguir.

    Saludos y a seguir asi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malagueño Morboso, muchas gracias por tu visita y mucha suerte con tu blog.

      Eliminar
  17. Debes ser perseverante, es posible que esos te quiero no lleguen porque desea que sigas buscando, aunque no estén tan escondidos y si a flor de piel, tu piérdete en ella, sigue disfrutando esa caricia piel con piel

    Te beso Manolo B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cielo, muchas gracias por tu visita... y sobre todo por tu consejo, que seguiré a pies juntillas.

      Eliminar

  18. Cuerpos embravecidos y cadenciosos al unísono, que elevan los sentidos, extraordinaria manera de escribir poesia erótica... pero faltan esos besos… los “te quiero”.

    Un beso… a distancia Manolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lore, por tus palabras.

      No es necesario decir 'te quiero' para sentirlo... e incluso para que llegue a su destinatario: basta con una mirada... un abrazo... un beso... o un silencio.

      Eliminar
  19. Los momentos de pasion pueden esconder esos espacios secretos, pero si te tomas su tiempo siempre afloran a la superficie.

    Es un verdadero placer disfrutar de tus letras.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lunna, coincido contigo: es cuestión de tiempo... y de merecerlo.

      Gracias por tu visita... y por regalarnos tan sugerentes textos e imágenes en tu blog.

      Eliminar
  20. ¡Me encanta tu blog!
    Es agradable comprobar que un hombre puede explorar y gozar el sexo con la mentalidad de una mujer.
    Que lo erótico pueda resultar poesía.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, gracias por la visita, el comentario y tus inmerecidas palabras.

      Tanto al escribir, como al experimentar y disfrutar con el sexo, intento ser natural... Pero más importante que la naturalidad, creo que es sentir el sexo como un diálogo, una conversación, un lenguaje con en la que las personas que lo entienden pueden exponer, escuchar, callar, pedir, ordenar... y siempre, compartir. Así que con un poco de oído y con algo que contar, el sexo siempre resulta placentero... para todos.

      Eliminar
    2. Uysss con un poco de oído dices niño. Ahí le has dado, sin oído no vas a afinar nunca...

      Amaranta.

      Eliminar
    3. Amaranta... es que si no se escucha y, sobre todo, se entiende no hay ni diálogo, ni conversación, ni placer, ni deseo... Y es que frecuentemente se confunde el "desfogamiento" con placer... y no es así... ya que el placer, al menos como lo entiendo yo, debe ser en todos y con todos los sentidos... inlcuso con el sentido común, jaja.

      (Gracias por tus acertadas reflexiones)

      Eliminar
  21. sólo con el último verso ya existe poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Zeltia, no me digas esas cosas... :">

      (Gracias, de verdad...)

      Eliminar
  22. Gracias por tu visita y comentario. Hay que proteger aquello que saca la verdad de uno mismo pero estando abierto y mirando a los ojos de los demás.

    un abrazo :)

    ResponderEliminar

Sólo faltan tus palabras...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...